lunes, 5 de julio de 2010

Toy story 3



Por Raúl H. Pérez Navarrete


En 1995, Toy story se convirtió en el primer largometraje animado completamente por computadora y, a partir de ese momento, los Estudios Pixar marcaron la pauta en el género de la animación. Ahora, quince años después del estreno de la primera parte, llega a las salas cinematográficas el tercer –y aparentemente definitivo- capítulo de Toy story, serie de películas creadas por el director y guionista John Lasseter.




Pero ¿por qué tomar en cuenta este tipo de cintas? La respuesta es muy sencilla: Lasseter y sus colaboradores cambiaron las reglas del juego. Los Estudios Pixar se deshicieron de los clichés utilizados por Disney durante décadas por lo que las princesas y las historias de amor dejaron de ser protagónicas para cederle su lugar a tramas que podían ser disfrutadas por un público más amplio. Por ejemplo, Los increíbles, película dirigida por Brad Bird en 2004, presentaba las insatisfacciones de un hombre de edad madura con las que muchos adultos se identificaron sin problemas, mientras que Wall-e, de Andrew Stanton, planteaba, entre otros temas, las consecuencias de un desastre ecológico.

Toy story 3 no es ajena a esta característica de las obras de Pixar: el tono de la cinta está enfocado a quienes disfrutaban de su infancia en ese lejano 1995. La tercera parte de Toy story trata del fin de la niñez y por momentos la nostalgia y el miedo al cambio se hacen presentes en diversos momentos de la cinta. Los personajes tendrán que enfrentarse a una nueva circunstancia y la aceptación no será sencilla para la mayoría.




La más reciente cinta de Lasseter cierra de manera acertada una aventura que inició hace más de una década. Los seguidores de la historia sin duda estarán satisfechos.

Definitivamente, yo lo estoy.

1 comentario:

Ego dijo...

Me encantó la película. Me hizo sentir como niño, y eso es algo muy especial que pocas películas logran.