jueves, 7 de enero de 2010

Yendo al cine solo: Sherlock Holmes


Por Raúl H. Pérez Navarrete

La obra del cineasta inglés Guy Ritchie se caracteriza por ser ágil y explosiva, con historias violentas aderezadas con un excelente humor negro… No es precisamente el director que se tendría en cuenta para traer de vuelta a las pantallas de cine al célebre detective creado por Arthur Conan Doyle hace más de un siglo, sin embargo, Ritchie realiza un trabajo interesante a la vez que congruente con su estilo.

¿Elemental, mi querido Watson?

Los días 9 y 10 de diciembre del 2009 la Red Literaria del Sureste organizó un homenaje a Arthur Conan Doyle con motivo de los 150 años de su nacimiento. Uno de las actividades del evento fue una mesa panel en la que participaron Jorge Cortés Ancona, Miguel Ángel Civeira y Ricardo Tatto, quienes abordaron aspectos poco conocidos sobre la vida y obra del escritor inglés. Miguel Ángel Civeira, Por ejemplo, destacó que la frase “Elemental, mi querido Watson” no aparece en los relatos, y que la apariencia física de Holmes y su compañero que el público conoce es distinta a la presentada en las novelas y en los cuentos. Igualmente ignorado es el Sherlock boxeador, el Sherlock misántropo, el Sherlock excéntrico.

Guy Richie toma estos elementos y los devuelve mezclados con su particular estilo dando como resultado un personaje fresco desenfadado, protagonizando una historia vertiginosa. Dado este contexto, Robert Downey Jr. fue una elección más que acertada para encabezar el elenco, que también incluye a Jude Law, como el inseparable compañero del detective.

Sin lugar a dudas estamos ante un Sherlock Holmes para el siglo XXI.

2 comentarios:

Ego dijo...

Completamente de acuerdo. La actuación de Downey Jr. es tan buena que uno se olvida de que su aspecto físico es diferente al descrito por Doyle.

Lo único que no me gustó es que dejaran fuera el consumo de drogas por parte de Holmes. Se ve que los mojigatos de Hollywood no tienen el valor de poner a un héroe pop que consume cocaína.

N. dijo...

No puedo estar de acuerdo con esta reseña. Esta película parece una 'buddy cop' movie en un set seudo-victoriano, pues Guy Ritchie ni siquiera logró recrear la época victoriana.

Además, estoy completamente de acuerdo con Ego. Dejar a un lado el consumo de drogas de Sherlock Holmes, no sólo es una mojigatería, si no que a) es incoherente con el disque estilo de Guy Ritchie y b) es incoherente con la construcción del personaje en el film.